La naturalidad es sinónimo de ESTILO ESCANDINAVO

El estilo escandinavo nació en la década de 1920, y su nombre proviene de los países escandinavos donde se desarrolló: Dinamarca, Suecia, Finlandia, Islandia y Noruega.
Estas naciones comparten las mismas raíces, cultura y economía, pero al mismo tiempo cada una de ellas desempeña un papel en la evolución del mobiliario nórdico. Los muebles escandinavos se diseñan según numerosos valores relacionados con la ética y la moral, respetando la relación con la naturaleza.

Las principales características del estilo son la preferencia por el blanco y el uso de la madera natural, pero hay muchos otros elementos que contribuyen a hacer una casa de auténtico estilo escandinavo, veamos cuáles:

COLORES:
Acabamos de mencionar el blanco, pero por supuesto no es el único. Se utilizan mucho los colores naturales y suaves, sobre todo en los muebles textiles, como el sofá o los cojines de gran tamaño. El escandinavo más moderno utiliza el negro para los detalles, pero los colores pastel también están ganando terreno en este estilo, siendo el rosa pastel y el verde salvia los favoritos.

LUZ:
La luz natural se valora mucho porque los países nórdicos tienen poca luz durante largos periodos del año, por lo que las ventanas deben ser grandes y despejadas.

MATERIALES:
Además de la madera, a menudo se utiliza el metal para los componentes de los muebles, pero siempre sin acabado o quizás pintado claro, como por ejemplo nuestra mesa EMMA. Una mesa extensible en roble rústico o roble con la particularidad de tener patas de hierro blancas de diseño que se cruzan bajo el tablero. Se combina perfectamente con las sillas GRETA: patas de madera, respaldo de polipropileno y asiento de piel sintética disponible en varios colores. Un diseño detallista, pero al mismo tiempo sencillo y ligero como requiere el estilo.

TEXTILES:
La sensación de calidez y comodidad a menudo la crean también los tejidos elegidos. La lana, el fieltro y el algodón crudo son ejemplos de tejidos que se adaptan perfectamente a este estilo.

SUELOS:
Los suelos de este estilo son casi siempre de madera clara o pintados de blanco para dar esa calidez de textura instantánea a toda la casa. La falta de luz natural durante gran parte del año explica el predominio de este color, utilizado para proporcionar un ambiente más luminoso.