Características y detalles del estilo industrial en los muebles

El mobiliario industrial nació en los años 50 en Nueva York, con la recuperación de espacios abandonados que antes servían para albergar grandes industrias. Poco a poco se fue popularizando gracias al cine americano y al Pop Art liderado por Andy Warhol y su Factory.
Desde entonces, las antiguas naves y almacenes se utilizan como viviendas: los lofts y los espacios abiertos imitan perfectamente estos espacios industriales.
Se caracteriza por un diseño basado en líneas limpias y esenciales para que el mobiliario sea lo más funcional posible.

Un ejemplo de ello es nuestra SILLA EMMA o la MESA LUXURY con la mezcla adecuada de melamina y hierro.

Ambos tienen un «encanto grunge» que permite colocarlos en cualquier ambiente: desde el salón hasta la cocina o el dormitorio.

Algunos detalles más para entender mejor el estilo industrial:

– Los suelos suelen estar hechos con una resina industrial u hormigón pulido, para no tener juntas y dar una sensación de continuidad al espacio.
– Los muros perimetrales se dejan sin terminar, prefiriéndose los revoques claros en tonos blancos, crema, gris paloma o con ladrillos a la vista. Los muebles o lámparas de metal recuerdan al mobiliario industrial, pero las telas para el sofá o la cama también pueden cumplir esta función, si son de color gris.
– Los metales ferrosos son claramente los más populares, pero para evitar que la habitación sea fría, la madera y el cobre también son muy adecuados.

– La luz es muy importante aquí, ya que puede aligerar el ambiente, ya que los muebles de metal pueden ser visualmente pesados. Para poder dar luz a las habitaciones grandes, se necesitan grandes ventanas con un estilo sencillo.
Como alternativa, se deben utilizar grandes lámparas de pie o focos, alternando con lámparas colgantes, cuyos cables deben ser claramente visibles para que se asemejen perfectamente a la «forma de una fábrica».

¿Te has enamorado de este estilo de decoración? Descubre nuestros consejos para conseguir el salón industrial perfecto.