Recomendaciones para amueblar la entrada de su casa

La entrada es el primer espacio en el que los invitados entran y reciben una especie de «vista previa» de la casa: a sus ojos, la entrada habla de ti y de la forma en que vives tu hogar.

Una entrada despejada hace que nos sintamos mejor inmediatamente al volver, y para expresar el carácter una entrada debe tener dos elementos clave: la luz adecuada y una «ligereza reflexiva». No hay nada peor que entrar en una casa y sentirse inmediatamente asfixiado por una carga de muebles y objetos desproporcionados con el contexto.
La entrada debe ser «ligera» y elegante, y debe ser un presagio coherente de lo que se verá en el resto de la casa.

Las consolas fijas EVOLUTION y GIUDITTA reflejan la esencialidad de la elegancia.
Disponibles en diferentes acabados de color, ambos son rectangulares, pero de diferentes tamaños, responden perfectamente a las necesidades dictadas por el espacio.

Otra alternativa, doblemente útil, son las mesas de consola extensibles: FIRST, ANGELICA y EASY. Se presentan como pequeñas mesas de 45 cm de profundidad, que al extenderse se convierten en grandes mesas de más de tres metros.

¿Los familiares y amigos aparecen en el último momento para cenar?
Basta con coger la consola de la entrada y abrirla para convertirla en una mesa para 12-14 personas. Cuando un pasillo es muy pequeño, no tiene sentido «alborotar» el mobiliario y querer llenarlo siempre; una simple mesa consola y un espejo serán más que suficientes.

Si necesitas un perchero de pared, añadir un elemento visible como un perchero de pared minimizaría el efecto de caos, y un uso inteligente del espejo de pared te permitiría ampliar la percepción del espacio y hacer que el pasillo parezca más grande.

Pero recordemos los errores que hay que evitar:

– sobredosis de colores
– exagerando con el mobiliario
– sin tener en cuenta el espacio real disponible
– exagerando con las luces
– no hacerla funcional
– utilizar un estilo demasiado diferente al del resto de la casa