Cómo renovar tu salón con un aparador de estilo industrial

El estilo industrial da un vuelco al «concepto clásico» de la decoración y es popular en muchos hogares desde hace varios años.
Diseñar y amueblar un salón (o una casa entera) en estilo industrial no es tan sencillo: la frialdad y la monotonía pueden convertirse fácilmente en un problema. Este estilo requiere habitaciones grandes, pero dentro de ellas los muebles deben estar dispuestos de forma funcional y equilibrada, sin llenarlos en exceso.

Como punto focal desde el que empezar a renovar su salón, le ofrecemos nuestro aparador buffet de estilo industrial: EMMA.

El APARADOR se puede utilizar como despensa para la compra o como cristalería, mientras que la encimera se puede utilizar según la finalidad deseada.

El aparador EMMA es un mueble indispensable, porque combina utilidad y belleza.

Con sus cuatro puertas de diseño característico (al ser trapecios) es muy práctico, para tener todo a mano, y sus cuatro patas de hierro le dan un toque moderno y original, recordando el estilo industrial del que hablábamos.

Recuerda que un salón necesita luz: por eso es mejor liberar las paredes de aparadores altos e imponentes; Emma con sus 76,6 cm de altura es, por tanto, perfecta.
Pero cuidado, nuestro aparador no se limita a un solo estilo: según el acabado elegido (madera rustica, nogal, cemento…) y la elección del color de las patas, el estilo puede cambiar y adaptarse a su gusto (más clásico, más nórdico…).

Optar por aparadores modernos de líneas limpias y dimensiones reducidas es ideal para crear un ambiente más aireado, espacioso y moderno.
Sustituir un mueble antiguo por un nuevo aparador moderno es también la oportunidad perfecta para deshacerse de todos esos objetos que se acumulan innecesariamente con el paso del tiempo y así ganar espacio útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *